Mas Salagros Mas Salagros Reserva online
relajación progresiva
14 Ene 2022
Meditación Kundalini: cómo y por qué ponerla en práctica
retiro yoga fin de semana

Meditar es para la mente lo que el ejercicio es para el cuerpo. Se trata de una práctica ancestral que busca entrenar los pensamientos para que respondan a una intención y así canalizar mejor la fuerza mental. Para lograrlo existen muchas técnicas y variedades, y una de ellas es la meditación Kundalini desarrollada por Osho, un líder espiritual indio.

Al igual que sucede con otros tipos de meditación, la Kundalini nos ayuda a dirigir la mente hacia un estado de relajación y quietud, pero tiene una característica que la diferencia del resto: la energía. Para el maestro Osho, el Kundalini es la energía vital que surge desde la base de la columna vertebral y recorre nuestro cuerpo a través de los chakras. Dar con ella es el inicio de todo.

En Mas Salagros hemos experimentado de primera mano los beneficios de la meditación Kundalini. Pero a todas sus bondades le añadimos un espacio ecológico rodeado de naturaleza y con filosofía slow. Con eso, el camino está trazado para dejar fluir la energía y llegar a un estado pleno de bienestar.

Cómo practicar la meditación Kundalini

La meditación Kundalini sigue una secuencia particular de pasos, diseñada para alcanzar un nivel elevado de relajación y conciencia. Una sesión dura una hora y se divide en etapas de quince minutos, tras los cuales tu cuerpo y mente estarán en armonía. Si además quieres dejarte envolver por el entorno, nuestras habitaciones con vistas al jardín pueden convertirse en tu escenario perfecto para completar tu experiencia.

Etapa 1
Se hace de pie y, a ser posible, descalzo. Aquí lo más importante es dejar que el cuerpo haga los movimientos que necesite, pero sin forzar ninguno. Para esto es clave prestar atención a las sensaciones, de forma que tu mente no sea la que decida, sino que cada sacudida, giro o espasmo venga de tu interior.

Etapa 2
Baile. Danza. Una música que no se escucha. En este punto te toca pasar de los movimientos inconexos de los primeros quince minutos a una armonía hecha con tus pies. No tienes que preocuparte por un ritmo en especial ni por cómo se ve, sino permitir que tu cuerpo se exprese como quiera. 

Etapa 3
Ojos cerrados. Ha llegado el momento de cerrar la puerta a los estímulos visuales que llegan a tu mente y concentrarte solo en lo que sucede en tu interior. Lo puedes hacer de pie o sentado, pero asegúrate de estar en un espacio cómodo y conocido que te dé la seguridad necesaria para poder permanecer con los ojos cerrados durante el próximo cuarto de hora. Si te pasan muchas imágenes por la mente, intenta “mirar” desde el centro de tu frente, pero sin abrir los ojos. Esto te ayudará a disminuir las distracciones y enfocarte en un solo pensamiento.

Etapa 4
Esta última parte se hace acostado boca arriba y sin abrir los ojos. Puede ser en una cama, el mat de yoga o incluso sobre la hierba al aire libre, siempre que se trate de un lugar donde estés a gusto y sin ruidos. Pero no te confundas, que esto no va de tumbarte  y olvidar el proceso hasta dormir, sino de mantener tu concentración y hacer un esfuerzo activo por permanecer inmóvil y atento a las sensaciones de tu cuerpo.

 

Beneficios de la meditación Kundalini

Ya te lo hemos dicho: meditar es entrenar la mente. Pero además de proporcionarte  un momento de relajación y plena conciencia, la práctica Kundalini te da otros beneficios:

  • Más sosiego y calma durante todo el día. No solo se trata de una hora de desconexión, sino que, a largo plazo, tu mente estará más tranquila sin importar el momento, lo que se traduce en menos estrés y mejor disposición.
  • Mayor conciencia sobre las sensaciones corporales. Porque a veces cuesta escuchar al cuerpo y no reconocemos las señales que envía cuando necesita una pausa, un mimo o una recarga de energía.
  • Mejor descanso y sueño más profundo. Con una mente que puede dirigir sus pensamientos y sabe cómo ponerles pausa será mucho más fácil tener noches de sueño reparador.
  • Menos estrés y ansiedad. Ambas molestias provienen de pensar en exceso, tanto en lo que está sucediendo como en lo que puede suceder. Al aprender a controlar estos pensamientos notarás cómo también disminuye la sensación de inquietud constante.

Meditación y disfrute en un ambiente ecológico

La meditación Kundalini es sinónimo de bienestar, pero practicarla en nuestro EcoResort es potenciar aún más sus beneficios. Por eso hemos cuidado cada rincón, desde las habitaciones hasta las zonas de actividades, para ser exponentes de la filosofía slow que nos caracteriza y que irá de la mano con tus momentos de desconexión.

En Mas Salagros podrás disfrutar de desayunos, comidas y cenas en nuestros restaurantes, con productos de temporada y un cultivo ecológico. Así, el cuidado de tu mente irá de la mano del cuidado de tu cuerpo en medio de un entorno natural.

Por si fuera poco, nuestras clases de yoga pueden convertirse en el complemento perfecto de tu meditación, para después terminar con un baño de bosque o una inmersión en el circuito de aguas termales. Porque la sensación de plenitud no dura solo una hora, sino que se extiende desde que entras al resort hasta que vuelves a casa, e incluso un poco más.

Sumergirte en las bondades de la meditación Kundalini es dar un nuevo paso hacia un equilibrio de cuerpo y mente. Desde Mas Salagros lo sabemos y por eso nos empeñamos por hacer del lugar el escenario perfecto para que dejes fluir tu energía y despiertes tu conciencia rodeado de naturaleza y bajo una filosofía slow. ¿Te atreves a vivirlo?

Mas Salagros Mas Salagros